mejor abogado matrimonialista de madrid

Separarse de alguien es duro. Divorciarse de alguien es todavía más duro. Tanto en un caso como en otro, ya sea por acuerdo mutuo o por vía contenciosa, se necesita a un abogado matrimonialista para que te guíe, te asesore y te apoye. Y no hablemos de si hay que gestionar los bienes gananciales y sus liquidaciones, pelear una custodia de hijos o establecer una pensión alimenticia.

Y esto solo es la punta del iceberg de las cosas que hay que hacer.

Divorciarse es aburrido, traumático, tedioso, desgasta y afecta mucho sentimentalmente a los implicados por eso es necesario encontrar a un abogado competente, que conozca bien las leyes, te proteja de las injusticias de las mismas y lo más importante, que sepa negociar para que la cosa no se complique todavía más.

¿Cuáles son los mejores abogados matrimonialistas de Madrid para divorciarse?

Esta lista ha sido elaborada por recomendaciones de amigos del equipo que se han separado y que les ha ido muy bien y han disminuido los problemas a la hora de terminar la relación con sus parejas, con hijos o sin hijos, con negocios en común o con lo que sea.

1. Ana María Villalba, citas en videollamadas o despacho en Las Rozas

ana maria villalba abogado matrimonialista madrid

Ana María Villaba es una abogada matrimonialista en Madrid licenciada especialista en derecho de familia con más de 15 años de experiencia prestando servicios legales en separaciones, divorcios, custodia de hijos, nulidad de matrimonios y cualquier tema jurídico matrimonial o de familia.

Su principal fuerte es el trato, la personalización y el estudio profundo de cada caso, ya sea en un procedimiento de divorcio contencioso o de mutuo acuerdo, que haya tenido o no una negociación extrajudicial, es la clave del éxito con cada uno de sus clientes. Y es algo que se nota cuando hablas con ella por teléfono por primera vez.

Uno puntos fuertes de Ana María es que no generaliza nunca un cliente, es decir, no aplica el mismo procedimiento con uno que con otros ni aplica los mismos precios, porque cada casi es un mundo. Analiza cada uno de forma individualizada atendiendo a las circunstancias concretas que rodean a su cliente, aconsejando la vía que se ajuste a sus necesidades e intereses, elaborando el convenio regulador a medida de cada caso concreto, sin formularios genéricos, lo que garantiza evitar problemas futuros.

Además, como la comunicación entre abogado y cliente es clave en un divorcio, Ana mantiene un alto nivel de compromiso con sus clientes, que hace que se sientan siempre perfectamente atendidos y asistidos durante la tramitación de todo el procedimiento y una vez finalizado el mismo.

Además, es puedes realizar tus citas con ella a través de videollamada estés donde estés porque sabemos que escaparse del ámbito familiar es complicado y los desplazamientos puede generarte un problema.

¿Cómo contactar con ellos?

Web: https://abogadomatrimonial.net/
Teléfono: 699765933
Email: anavillalbamorillo@gmail.com
Perfil de Ana Villalba en Lexdir

¿Dónde están?

C. Clara Campoamor, 6 28232, Las Rozas de Madrid

2. Dorinda Aventín & Albert Panabera, Barrio Salamanca

dorinda aventin abogado matrimonial madrid

Dorinda y Albert es un bufete formado por abogados licenciados especializados sobre todo en 6 áreas, derecho de familia, derecho mercantil, lo relacionado con urbanismo, protección de datos, energías renovables y administraciones públicas.

Lo que nos importa en este artículo es su trabajo en el derecho de familia y han ayudado a muchas parejas a realizar el trámite de divorcio tanto por la vía de mutuo acuerdo o por la vía más «problemática», la del contencioso.

Además su trabajo tiene miradas al futuro ya que, aparte de personalizar cada caso, contemplan qué posibles problemas pueden surgir en años posteriores y dejarlos cubiertos para que su cliente no encuentre imprevistos no contemplados en el trámite de la separación.

¿Cómo contactar con ellos?

Web: https://www.dorindaaventin.com/
Teléfono: 911310652
Email: dorinda@dorindaaventin.com

¿Dónde están?

Calle Velázquez, 53, 2º Izq, 28001, Madrid

3. Alonso Mauricio, zona Ibiza/Sainz de Baranda

alonso mauricio despacho abogado matrimonial madrid

El despacho de Alonso Mauricio es un bufete también que tratan también varios ámbitos y una de sus especializaciones el derecho civil y de familia, donde abarcan desde nulidades matrimoniales, adopciones y como no, divorcios y separaciones.

Es un despacho comprometido y que da «el callo» cuando lo tienen que dar. Se pueden leer opiniones comentando que han respondido dudas incluso estando de vacaciones . Y no solo se quedan en la defensa de los derechos del cliente que se va a divorciar, puesto que están muy familiarizados con el sector inmobiliario, ayudan a la venta de la casa tras al divorcio si es necesario.

Y la atención es lo les caracteriza. Cuando contratas un profesional quieres que te contesten lo antes posible y el equipo de Carlos Alonso Mauricio lo consigue ya que puedes contactar con ellos por teléfono, email e incluso por wasap, que es mucho más cómodo para todos.

¿Cómo contactar con ellos?

Web: https://alonsomauricio.com/derecho-de-familia/
Teléfono: 623389436 (Atienden por wasap)
Email: info@alonsomauricio.com

¿Dónde están?

C/ de Fernán González, 36, 4dcha, 28009 Madrid

4. Paloma Zabalgo, zona Puerta de Alcalá

Paloma Zabalgo abogada matrimonal madrid centro

Paloma Zabalgo es una abogada centrada exclusivamente en derecho de familia. Todo su equipo tiene una dilatada experiencia en la defensa de sus clientes en cuanto a separaciones de parejas o la modificación de medidas de un divorcio pasado en los que haya que revisar las medidas porque no se contemplaron en el pasado, así como la separación de los bienes que tenían en común o el asesoramiento tras un divorcio para que el cliente entienda cómo afrontar la situación que tiene.

Así mismo no se centran solo en lo que pasa dentro de España con parejas Españolas, si no que también son especialistas en derecho de familia internacional, es decir, todo lo relativo a que una de las parejas se vaya a vivir a otro país o que venga a España, la separación de ambos. Estos casos hay que mirarlos bien con lupa porque tienen más miga de lo normal.

¿Cómo contactar con ellos?

Web: https://palomazabalgo.com/
Teléfono: 911268502 / 640526230
Email: hola@palomazabalgo.com

¿Dónde están?

Calle de Claudio Coello, 25, 28001 Madrid

5. María De Los Ángeles Rodríguez Martín, zona Moncloa/Argüelles

rma-abogados matrimoniales madrid

RMA Abogados es un despacho fundado en 1983 por María Ángeles Rodríguez Martín y es la que más experiencia tiene en este listado. Cuenta con más de 35 años de experiencia en derecho de familia. Toda una vida. Es una abogada que no destaca por su marketing en internet o por su modernísima página web (todo lo contrario), es una persona humilde que se mueve más por el boca a boca.

Es una especialista en el derecho familiar en el sector de la defensa de la mujer en casos de violencia de género y todo aquello que tenga que ver con los menores. Además es un despacho que participa de manera especial en los derechos del colectivo LGTBI para que nadie pueda ser discriminado por su orientación sexual, porque como dice ella en su web «Amar o ser padres no es cuestión de sexo, es cuestión de responsabilidad».

¿Cómo contactar con ellos?

Web: https://rma-abogados.com/
Teléfono: 915493837
Email: –

¿Dónde están?

C. de Fernando el Católico, 58, 28015 Madrid

Qué es un abogado matrimonialista, de divorcio o de familia

Un abogado matrimonialista es un abogado especializado en tramitar procedimientos de separación o de divorcio. Pero no solo este tipo de procedimientos, sino también cualquier otro derivado directamente de una anterior separación o divorcio, tales como procedimientos para modificar las medidas adoptadas en un pleito anterior de divorcio o separación, procedimientos en reclamación de pensiones de alimentos o compensatorias impagadas, procedimientos para hacer cumplir el régimen de visitas de los menores, procedimientos en reclamación de gastos extraordinarios, procedimientos para supuestos de desacuerdo de los progenitores en la elección del centro escolar de los hijos, actividades extraescolares, etc.. así como procedimientos relativos a la liquidación de la sociedad de gananciales.

El abogado matrimonialista también está especializado en la tramitación de procedimientos de “medidas paterno-filiales”, esto es, para los supuestos en los que, existiendo hijos comunes, los progenitores no están casados, sino que conviven juntos o son pareja de hecho. En este tipo de supuestos, aunque de que no exista un vínculo matrimonial entre las partes, el procedimiento por el que se rige el establecimiento de las medidas relativas a los hijos comunes, es el mismo que para los casos en los que los progenitores están casados.

¿Puede ser un abogado matrimonial el mismo para la pareja?

En muchos casos en que la relación de la pareja no está rota y hay diálogo, el abogado de familia o matrimonialista puede ser el representante de las dos partes, asesorando al matrimonio o a la pareja de hecho siempre y cuando la tramitación del divorcio sea por la vía del mutuo acuerdo. En el caso de que fuera un procedimiento contencioso, cada parte deberá contar con los servicios de un abogado matrimonialista diferente.

¿Cuáles son sus funciones?

El abogado matrimonialista te asesora antes, durante y después de un procedimiento de divorcio o de separación, pues a pesar de la finalización de este tipo de procedimientos, las circunstancias pueden cambiar o pueden darse discrepancias a la hora de interpretar o dar cumplimiento a las resoluciones judiciales.

Un buen abogado de divorcios ha de estudiar las mejores opciones para cada caso concreto, pues ningún divorcio o separación es igual, debiendo adaptarse a las circunstancias concretas de cada caso.

¿Cómo es la ley de divorcio en España?

La ley de divorcio en España ha ido evolucionando con el paso del tiempo, adaptándose a la realidad social del momento.

En la actualidad, y tras la última reforma, se han desjudicializado los divorcios o separaciones de mutuo acuerdo cuando no existen hijos menores de edad, pudiendo llevarse a cabo mediante ante Notario.

Hace años, la separación o el divorcio era causal, es decir, tenía que darse una de las causas que taxativamente venían recogidas por la ley para poder solicitar la separación o el divorcio. La jurisprudencia fue evolucionando y los Tribunales empezaron a disminuir las exigencias de la doctrina, dando un paso trascendental a la hora de considerar a la pérdida de la «affectio maritalis» como supuesto para el otorgamiento de la separación o el divorcio, bastando con el cese de la voluntad de uno solo de los cónyuges para que se autorizara la separación o el divorcio, sin que en la actualidad se haga depender de causa alguna.

Hace años se debía acudir en primer lugar a la separación judicial y transcurrido un tiempo, se podía solicitar el divorcio. En la actualidad, se puede acudir directamente al divorcio sin tener que obtener previamente la separación judicial.

De igual modo, ha ido evolucionando la atribución de la guarda y custodia de los hijos menores, pues hace años, la guardia y custodia se atribuía de forma exclusiva a uno de los cónyuges, sin que cupiera la guarda y custodia compartida.

Asimismo, la figura de la pensión compensatoria también se ha ido adaptando a los nuevos tiempos, conforme la mujer se ha ido incorporando al mundo laboral. Antiguamente, la mujer se encargaba del cuidado de la familia, por lo que en caso de separación o divorcio, se establecía una pensión compensatoria a su favor generalmente con carácter vitalicio. A día de hoy la mujer, que cuenta con una mayor preparación para trabajar, tiene un trabajo al igual que el hombre y la figura de la pensión compensatoria ha ido desapareciendo. Si te otorgo es por causas necesarias y la mayoría de las veces suele ser de manera temporal.

Qué es una separación y un divorcio: diferencias

La principal diferencia entre la separación y el divorcio es que con éste último se disuelve el vínculo matrimonial, y con la separación sigue existiendo el vínculo matrimonial.

Con la separación los cónyuges siguen casados, pero se da un cese efectivo de la convivencia entre los cónyuges.

Cuando se decreta judicialmente la separación, el régimen económico matrimonial de gananciales que regía en el matrimonio pasa a ser el de separación de bienes. Cuando se decreta el divorcio, se disuelve la sociedad de gananciales sin que exista régimen alguno puesto que se extingue el vínculo matrimonial.

Qué son los bienes gananciales

Con el divorcio, el ex cónyuge puede contraer nuevo matrimonio, y con la separación no.

En caso de reconciliación, en la separación simplemente se ha de poner en conocimiento del Juzgado dicha reconciliación para que se dejen sin efecto las medidas acordadas y se reestablezca la situación anterior a la separación, excepto el régimen económico matrimonial, que seguirá siendo el de separación de bienes a no ser que se otorgue capitulaciones matrimoniales para establecer de nuevo el régimen de gananciales.

En caso de reconciliación en el divorcio, se tendría que volver a contraer matrimonio.

Qué es un divorcio contencioso

Un divorcio contencioso es cuando no existe un acuerdo entre los cónyuges para divorciarse o bien no existe acuerdo respecto a las medidas a adoptar respecto a los hijos o de carácter patrimonial. En resumidas cuentas, cuando la pareja no se lleva bien y solo se hablan a través de los abogados, es cuando se abre procedimiento de divorcio contencioso por uno de los implicados sin el consentimiento del otro presentando una demanda en el Juzgado.

En el divorcio contencioso el otro cónyuge ha de contestar a la demanda por escrito y posteriormente se celebrará una vista. 

En el divorcio contencioso es imprescindible acreditar documentalmente la situación económica de los cónyuges para el establecimiento de las medidas de carácter económico. Además, si fuera necesario, se practicarán otras pruebas tales como psicosociales, audiencia del menor, testificales, etc…

En el divorcio contencioso cada cónyuge debe ir asistido por un abogado y por un procurador. 

Qué es un divorcio de mutuo acuerdo

Un divorcio de mutuo acuerdo es cuando se tramita el divorcio de manera amistosa entre las partes porque existe un acuerdo entre los cónyuges.

En el divorcio de mutuo acuerdo se ha de presentar en el Juzgado un Convenio Regulador, documento en el que se establecen las medidas que regirán relativas a los hijos y las de carácter patrimonial. Dicho Convenio ha de ir firmado por ambos cónyuges y ratificado posteriormente en el Juzgado.

En el Convenio regulador también se puede liquidar la sociedad de gananciales, haciendo un reparto de los bienes.

El divorcio de mutuo acuerdo es más rápido y económico que el divorcio contencioso.

En el divorcio de mutuo acuerdo los cónyuges pueden ir asistidos por un mismo abogado y un mismo procurador, aunque no impide que cada cónyuge esté asistido por su propio abogado.

En el divorcio de mutuo acuerdo no es necesario aportar documentos que acrediten la situación económica de los cónyuges ni se practicará prueba alguna, en este procedimiento no se celebra vista.

Qué es un divorcio express

No creas que un divorcio express es algo que será un pim pam y de la noche a la mañana ya estarás divorciado. Es algo que todos creemos al ver la palabra express pero simplemente es un procedimientos en la que se acorta reducen los requisitos para divorciarse siempre que sea de mutuo acuerdo.

La Ley 15/2005 de 8 de julio que modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, introdujo una serie de novedades, entre las cuales:

– Se podía acudir a un procedimiento de divorcio sin la necesidad de haber tramitado previamente un procedimiento de separación judicial.

– Se podía acceder directamente al divorcio una vez transcurridos tres meses desde que se contrajo matrimonio.

Atendiendo a estas modificaciones introducidas y en los casos en lo que exista acuerdo entre los cónyuges en el divorcio, estamos ante lo denominado “divorcio express”, procedimiento más rápido y menos costoso.

¿Cuánto cuesta un divorcio?

El coste de un divorcio dependerá de la complejidad del caso, si se establecen pensiones de alimentos de los hijos, de su cuantía, si se establece pensión compensatoria y en los casos de mutuo acuerdo, si se liquida o no la sociedad de gananciales en el convenio regulador.

Precio medio de un divorcio contencioso

El precio de un divorcio contencioso oscilara entre los 1.600 euros y 3.000 euros e incrementará el coste si se da el procedimiento previo o coetáneo de medidas provisionales.

Precio de un divorcio de mutuo acuerdo

El precio de un divorcio de mutuo acuerdo oscilará entre los 800 euros y 1.500 euros, y en el caso de que se liquide la sociedad de gananciales, este coste se incrementará. Es más económico que un divorcio contencioso.

Para los casos en que no existan hijos menores de edad y haya acuerdo entre los cónyuges, se puede acudir a un divorcio ante Notario, en cuyo caso se abaratan los costes, aunque también es imprescindible la asistencia de un abogado en estos casos. El coste de la escritura notarial de divorcio oscilará entre los 150 y 250 euros, siempre y cuando no se liquide la sociedad de gananciales, en cuyo caso se incrementará considerablemente.  

El coste de un divorcio supone el abono de dos profesionales, los honorarios de un abogado y los honorarios de un procurador. 

¿Es necesario un abogado para divorciarse?

Tanto en un divorcio de mutuo acuerdo como en un divorcio contencioso es necesario la asistencia de un abogado. A pesar de que los cónyuges hayan llegado a un acuerdo en su divorcio, requieren de la asistencia de un abogado que se encargará de redactar el convenio regulador y de la demanda que se presentará en el Juzgado, debiendo esta última ir firmada por un abogado y un procurador.

En los divorcios de mutuo acuerdo y sin hijos que se lleven a cabo ante Notario, también requiere de la asistencia de un abogado.

¿Cuáles son los papeles de divorcio para imprimir que se se necesitan en España?

¿Imprimir papeles para un divorcio? Siéntate querido lector y no vayas a bajarte nada de ninguna web, que imprimir lo que se dice imprimir en la impresora de tu casa, no va a ser necesario. Los documentos para la tramitación de un divorcio dependerán si se tramita por la vía del mutuo acuerdo o por la vía contenciosa y lo que vas a necesitar hacer es darte un paseo por varias administraciones para conseguir varias cosas.

Tanto en un divorcio de mutuo acuerdo como en un divorcio contencioso, son imprescindibles los siguientes documentos:

  • Certificación literal de matrimonio. (Se obtiene en el Registro civil donde fue inscrito el matrimonio)
  • Certificación literal de nacimiento de los hijos. (Se obtiene en el Registro civil donde fue inscrito el nacimiento de los hijos)
  • Capitulaciones matrimoniales en el caso que las hubiere.
  • Certificado de empadronamiento de los cónyuges. (Se obtiene en el Ayuntamiento de su localidad).
  • Poder general para pleitos otorgado ante Notario (Este documento se puede evitar apoderando al Procurador en el Juzgado).

En un divorcio de mutuo acuerdo, además, se aportará el Convenio Regulador redactado por el abogado y firmado por ambos cónyuges.

Cuando estamos ante un divorcio contencioso, la documentación económica y patrimonial es imprescindible, tales como declaraciones de IRPF, nóminas, contrato de trabajo, recibos de gastos de la vivienda, de consumos, alimentación, etc.. notas simples de los inmuebles, recibos de gastos de los hijos (colegio, actividades extraescolares, etc…).

¿Y esto para qué?

Porque en los contenciosos la pareja no se habla o no se pone de acuerdo, entonces el juez tiene que tener toda la información económica y personal de los dos para establecer algo lo más justo posible.

La custodia de los hijos

¿Qué es?

En primer lugar, hay que distinguir la patria potestad y la guarda y custodia de los hijos menores de edad, que muchos solemos confundir o ignorar por desconocimiento.

La patria potestad es el conjunto de derechos y obligaciones que ambos progenitores tienen respecto a sus hijos menores de edad, es decir quién el representante general legal y quién administrará sus bienes.

La guarda y custodia implica el conjunto de decisiones ordinarias que afectan al cuidado diario y cotidiano con los hijos como por ejemplo, la alimentación, la vestimenta etc etc. El factor diferenciante en la guarda y custodia es el tiempo que permanece uno y otro progenitor con el hijo y se otorgará al que más tiempo vaya a estar con el menor.

Las funciones propias ordinarias que confiere la guarda y custodia de los hijos son las cotidianas del día a día tales como la alimentación, el cuidado, la higiene, llevarle al colegio, la toma de decisiones en los casos de extrema urgencia y necesidad.

La guarda y custodia no confiere al progenitor que la ostenta la facultad de decidir unilateralmente, sin consultar ni recabar el consentimiento del otro progenitor en todas las cuestiones que afectan a la vida del menor. 

Las decisiones determinantes en la vida del menor, tales como elección del centro escolar, tratamientos médicos, lugar de residencia, etc.. deben ser tomadas por acuerdo de ambos progenitores.

Tipos de custodia

Existen cuatro tipos de guarda y custodia de los hijos menores:

1. Guarda y custodia exclusiva ejercida por sólo uno de los progenitores

         En este tipo de guarda y custodia, el progenitor custodio goza de más tiempo en compañía de su hijo, siendo este progenitor el que se encarga de los cuidados y atenciones diarios y ordinarios del menor. En este caso, el otro progenitor goza de un régimen de visitas y comunicaciones con el menor.

2. Guarda y custodia compartida

         En este tipo de custodia, los tiempos de convivencia de los progenitores con el hijo es más equitativo y se establecen de manera alterna, que puede ser por semanas, quincenas, meses, …

         A su vez, en la custodia compartida cabe diferenciar los siguientes supuestos:

  • Custodia compartida con domicilio fijo de los hijos: Los hijos permanecen en la misma vivienda y son los padres los que van rotando, según el periodo que les corresponda.
  • Custodia compartida con domicilio rotatorio de los hijos: Los padres tendrán su propia vivienda y los hijos cambian de un domicilio a otro por periodos alternos.
  • Custodia compartida simultanea: Los padres y los hijos conviven en el mismo domicilio, de ser posible.

3. Guarda y custodia repartida en caso de haber varios hijos

         Este tipo de custodia es poco habitual y limitado en el Código Civil, en el que cada progenitor asume la custodia de algunos de los hijos. Esta custodia no es muy habitual pues siempre se procura no separar a los hermanos en caso de divorcio.

4. Guarda y custodia atribuida a un tercero

         Este tipo de guarda y custodia tiene un carácter excepcional, y solo se establece para aquellos casos en que ninguno de los progenitores pueda asumir el cuidado del menor. En estos supuestos se podrá atribuir la guarda y custodia a los abuelos, a parientes cercanos e incluso a una institución.

Lorena Jiménez

Lorena Jiménez

Soy Lorena. Soy periodista y escribo en varios medios y blogs. Soy de esas que van dejando reseñas y opiniones para que entre todos filtremos lo bueno de la paja, por eso me uní a Logicalia y así expresar más extensamente mis puntos de vista y opiniones. Si quieres las tomas, si no, las dejas 🙂
Lorena Jiménez